Adam Koessler vive actualmente la pesadilla de cualquier padre. Su hija, Rumer Rose, de tan solo dos años de edad, lucha contra un neuroblastoma de nivel 4. Esto es un cáncer que tiene una tasa de supervivencia del 50%. En esta lucha, han intentado de todo, como un tratamiento natural con comida orgánica sin gluten, agua alcalina y aceites esenciales. Pero ningún tratamiento tenía los efectos que estaban buscando.

Así pues, empezaron a tratar a Rumer con aceite de cannabis y pronto se pudo apreciar una mejoría en la condición de la niña. Sin embargo, este tratamiento tiene un claro problema: el aceita de cannabis es ilegal en Australia, donde viven Adam y Rumer.¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Seguir Leyendo”.