A la mayoría de las personas nos salen imperfecciones en nuestro rostro y no creo que haya nadie que le guste este momento. En cuanto vemos que aparece un punto negro, ya estamos pensando cómo podemos eliminarlo. Hoy te vamos a enseñar una manera muy fácil de lograrlo.

Solo vas a necesitar dos ingredientes: limón y sal, cuya combinación crea una mezcla perfecta de agente de limpieza. El ácido cítrico del limón limpia e ilumina nuestra piel, además de luchar contra los gérmenes que se esconden en los poros. ¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Seguir Leyendo”.